´La clave es la profesionalización´ ´La clave es la profesionalización´ 27/11/2015
 Comentá (0)

IERALPyME le acerca la entrevista realizada a Alejandro Romero, Gerente de Relaciones Institucionales de CORBLOCK SAIC. Esta pyme cordobesa tiene 44 años de experiencia en la producción industrializada de bloques de hormigón vibrocomprimido en Argentina. Actualmente cuenta con una estructura de más de 140 personas y con plantas industriales en Malagueño, Córdoba, y San Pedro, Buenos Aires. Para conocer más sobre la empresa visite  http://www.corblock.com/

Entrevista realizada por Marcos Cohen Arazi

IERALPyME: ¿Cuándo y cómo nació la empresa?

Alejandro Romero (AR): La empresa inicia sus actividades en el año 1971 con el nombre de CORCEMAR. Surge como iniciativa de un grupo de emprendedores que deciden poner una fábrica de bloques de hormigón en Malagueño, Córdoba, por la cercanía de los áridos y de las fábricas de cemento. Después fue adquirida por la cementera Suiza Holder Bank,  número uno en el mundo. Luego, a fines de los ´90, se fusiona con Minetti y a principios de la década del 2000 cierra sus puertas por seis meses, en un periodo de recesión grave. En 2001 Corblock es adquirida por sus actuales dueños, e inicia una nueva trayectoria desde entonces.

IERALPyME: ¿Cuál es el foco principal actual de la empresa?

AR: En Corblock nos enfocamos en la producción industrializada de hormigón vibro comprimido. Contamos con una familia de más de 30 productos distribuidos en dos líneas: Premoldeados CorceBlock (Bloques para muros, bloques para techos y pavimentos intertrabados) y Pretensados CorcePret (viguetas pretensadas, losas y minilosas alveolares). Nuestros productos son seguros, versátiles, duraderos. Demandan de poca maquinaria y herramientas para su colocación y no necesitan mano de obra calificada. Además, su mantenimiento es de bajo costo y su inmediata puesta en servicio son algunas de sus ventajas.

IERALPyME: ¿Cuáles son los principales hitos que llevaron a la firma a su situación actual?

AR: Si bien comenzamos en el 2001 en plena crisis, para el año 2002 habíamos incrementado el capital de trabajo, capacitado a todo el personal y se utilizaba el 100% de la capacidad instalada. En 2005 se puso en marcha una tercera línea de producción de pre-moldeados, duplicándose el tamaño de la planta industrial llegando a fabricar 1,8 millones de bloques por mes. Además de CorceBlock (la marca de los bloques de hormigón), se suma en 2006 CorcePret, una nueva unidad de negocios destinada a la producción de pretensados. En 2009 iniciamos un proceso de restructuración organizacional para la certificación de Normas ISO 9001:2008 e ISO 14001:2004. Más tarde, en el año 2010, como una decisión estratégica, se compra una nueva planta de producción en la localidad de San Pedro, Buenos Aires, para la producción de pre-moldeados. Luego en 2013 se compró maquinaria europea de última generación y se inaugura la nueva línea de producción de adoquines.

IERALPyME: ¿Planean más inversiones a futuro?

AR: Actualmente estamos trabajando en un proyecto de introducción de un proceso de curado a la viguetera. La primera parte del proyecto estimamos estará terminada los primeros meses de 2016 y constituye una inversión de 7 millones. Para 2017 estimamos una inversión restante de 20 millones que busca duplicar la producción actual de este producto (150 mil metros) y llegar a fabricar 400 mil metros lineales/mes.

IERALPyME: ¿Cómo percibe el nivel de actividad de la empresa en los últimos años?

AR: Desde el año 2002 al 2012 hubo un boom de la construcción. En esos momentos fue necesario adquirir nuevas maquinarias y trabajar todos los días de la semana con turnos rotativos. En 2013 si buen fue un buen año, la situación empezó a desmejorar de a poco. El año 2014 fue un año neutro. El 2015 empezó para nosotros con un primer semestre malo, muy tranquilo, y después de agosto recién empezó a repuntar. Estamos trabajando pero tenemos capacidad ociosa, por lo cual creo que vamos a terminar con un año en neutro. 

IERALPyME: ¿Cuáles son los principales factores que inciden en los costos de sus productos?

AR: Los costos de la mano de obra y la carga impositiva son importantes a la hora de calcular los costos. Por otro lado, si hacemos un análisis de costos internos, los mismos han variado los últimos años. Antes, el precio del cemento impactaba casi en un 70% en los costos y el resto de las variables las manejábamos. Hoy la situación es diferente, tanto el costo de la mano de obra, los aditivos, los áridos, los fletes y los pallets han empezado a tener un peso relativo cada vez más importante, de modo que ahora todos los componentes tienen relevancia propia.

IERALPyME: ¿Cuáles son las necesidades en materia de política económica que necesita el sector para el desarrollo de la actividad?

AR: Básicamente se necesita un replanteo de la política impositiva. Hoy la presión tributaria es muy grande, y sumado a que la rentabilidad es muy acotada, se hace muy difícil subsistir. En nuestro caso, los últimos años hemos puesto en marcha una serie de reingenierías internas para ser más eficientes y compensar esa situación. Por otro lado, es necesario reactivar políticas que fomenten la construcción de viviendas de manera más generalizada. Salvo el Plan PROCREAR, el resto de la política gubernamental se enfocó principalmente en la infraestructura vial en los últimos dos años.

IERALPyME: ¿Cómo espera que evolucione la actividad, teniendo en cuenta que compiten con otros métodos alternativos de construcción?

AR: En conjunto con la Asociación Argentina de Bloques de Hormigón estamos trabajando para conocer la historia y cómo evolucionan los mercados del sector afuera. Lo real es que en casi todos lados la demanda del bloque de hormigón ha migrado al adoquín, el cual ha experimentado un crecimiento explosivo. Esto no significa que no se va a producir más bloques de hormigón, sino que el ritmo del crecimiento de su mercado será más lento. En Argentina el adoquín es un producto que no se conoce prácticamente, pero que tiene un gran potencial para su aplicación. Otros productos, como las viguetas  pretensadas, son de mayor nivel de especialización y también representan un mercado importante a futuro.

IERALPyME: ¿Qué le recomendaría a PyMEs y emprendedores para su mejor desarrollo?

AR: En mi opinión, lo más importante para una pyme o para un emprendedor es la profesionalización. El mercado actual demanda tener un equipo de profesionales eficientes que tenga el know how y conozca el mercado al cual se quiere entrar. El margen de maniobra existente es muy pequeño, y si te equivocas te quedas afuera. Por lo que es primordial planificar los pasos a seguir y estar preparado. Otro punto a considerar son los costos fijos, ya que implican un compromiso financiero muy importante para las firmas. Finalmenet, Argentina no es un país previsible, por lo que es necesario armar posibles escenarios al encarar un proyecto de largo plazo. Si el escenario base cambia es necesario adaptarte y cambiar la forma de hacer las cosas. Los cambios son inevitables y los van a sufrir constantemente. Siempre hay que estar preparados para afrontarlos.

IERALPyME: Muchas gracias por su tiempo

 

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 459
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
Los cambios en tarifas de gas y electricidad realizados o previstos a realizarse este año, ¿cómo cree que repercutirán en su empresa?
Lo beneficiarán fuertemente
Lo beneficiarán levemente
No lo complicarán
La complicarán levemente
La complicarán fuertemente