Guía Embalajes de exportación 01/04/2013
 Comentá (0)

Guía Embalajes de Exportación (Fuente: ProArgentina)

Al momento de exportar, se debe tener en cuenta que la mercadería debe contar con un embalaje adecuado ya que es muy alto el riesgo de que puedan producirse posibles daños durante el transporte, manipuleo y distribución. Los costos de estos daños son muy elevados, y pueden evitarse si contamos con un embalaje apropiado para cada producto.
El embalaje tiene la función de proteger la mercadería que está contenida en ellos durante el manipuleo y transporte. Además, también evita daños por cambios climáticos o humedad y contacto con otros materiales y posibilita la conservación del producto a través del tiempo. Generalmente no llega al consumidor final.
Una de las funciones más importantes de los embalajes (y de los envases también) es la de dar información a través de las etiquetas, marcas, rótulos, símbolos, etc. Por ello, una de las características que deben tener todos los embalajes, es que se puedan marcar, señalizar o rotular fácilmente para que su identificación sea más fácil. También deben ser lo más livianos posible, pero que a la vez puedan soportar la carga.
Teniendo en cuenta las especificaciones mencionadas anteriormente, se pueden mencionar ciertos tipos de embalaje que resultan conveniente utilizar según el producto a transportar:
• Frutas y hortalizas: generalmente se utilizan cajas de cartón, las cuales reemplazan a la anteriormente utilizada de madera. Se debe tener en cuenta el tiempo en que el producto mantiene su calidad.
• Productos lácteos: la leche pasteurizada suele envasarse en bolsas plásticas o botellas de polietileno. Lo más importante en estos productos es que se mantenga la temperatura durante el transporte y la comercialización.
• Pulpas de frutas: Se utilizan bolsas flexibles trilaminadas y esterilizadas.
• Conservas y dulces: los recipientes de vidrio son los más adecuados y la etiqueta debe hacer hincapié en la fabricación del producto.
• Carnes: Generalmente se envasan al vacio para mantener la carne fresca por más tiempo dependiendo del tamaño de las piezas. Si el producto va a ser reempacado en destino se pueden utilizar películas permeables.
• Flores y plantas: debe tenerse en cuenta qué materiales estarán en contacto con el producto ya que se deteriora rápidamente durante la distribución y almacenamiento. Además tienen que mantenerse a bajas temperaturas para tener una vida útil mas prolongada y necesitan tener algo de humedad en el aire para lo cual se utilizar el film con perforaciones.
• Muebles y productos de madera: Las lacas o barnices que se utilicen deben estar totalmente secos al momento de embalar el producto. Generalmente se utilizan cajas de cartón a medida con film con burbujas.
• Artesanías: Deben estar libres de polvo, suciedad y huellas dactilares. Hay productos de superficies delicadas que tienen que estar bien protegidos de posibles arañazos y rayones. Si están todos dentro de un mismo embalaje, debe tomarse la precaución de separarlos unos de otros.
• Confecciones: pueden contenerse dentro de cajas de cartón con ventanas plásticas o bolsas de polietileno o polipropileno para que pueda verse el contenido. En el exterior debe leerse el número de piezas, talles, colores y modelo.
• Calzado y manufacturas de cuero: si los productos son pequeños, se envuelven en papeles suaves o tela. Además se utilizan bolsas de polietileno o cajas con ventanas para ver el producto.
• Equipos y electrodomésticos: lo mas utilizado son las cajas de cartón corrugado, inmovilizando el producto por dentro. En el exterior deben verse las instrucciones de manipuleo.
• Medicamentos: Debido a que son productos muy delicados, las características que deben tener sus empaques deben basarse en la legislación de cada país.
Es recomendable que cada exportador, previamente a seleccionar el embalaje a utilizar, verifique la altura de las puertas, dimensiones internas y la capacidad de volumen y peso del medio de transporte elegido.

NORMATIVA

Otro punto importante, es la normativa y especificaciones internacionales existentes para embalaje de exportación. La International Standard Organization (ISO) emite normas, que se aplican en casi todos los países, aunque no sean de cumplimiento obligatorio.
Según la vía de transporte a utilizar, hay que tener en cuenta ciertas cosas. En transporte marítimo el embalaje debe contener los datos necesarios para la entrega en destino de la carga, nombre del comprador, número de referencia (FC, contrato, orden de compra, el que acuerden comprador y vendedor), lugar de destino, número de embalaje y número total de cajas. Por su parte, en caso de transporte aéreo deben constar los datos necesarios para entregar la carga en destino, tales como nombre de la compañía aérea, N° de Air Waybill (AWB), nombre del comprador, destino (según código IATA), cantidad total de bultos y número de embalaje.
Al mismo tiempo, existen otras marcas, que según el producto deben incluirse, las de información, que indican todo lo relacionado al producto y las de manipulación, los cuales que son símbolos que muestran como debe ser el manejo de esos bultos. A continuación se muestran algunos ejemplos de ellos.

Dentro de MERCOSUR existen regulaciones referidas a los materiales que están en contacto con alimentos, los cuales deben ser sanitariamente aptos. Se unificaron las legislaciones entre los países miembros, con respecto a los rótulos de alimentos, los cuales no pueden:
• Atribuir efectos o propiedades que no posea o no puedan demostrarse.
• Destacar la presencia o ausencia de componentes que son intrínsecos o propios de alimentos de igual naturaleza.
• Resaltar en ciertos tipos de alimentos elaborados, la presencia de componentes que son agregados como ingredientes en todos los alimentos de similar tecnología.
• Indicar que el alimento posee propiedades medicinales o terapéuticas.
• Aconsejar su consumo por razones de acción estimulante, mejoramiento de la salud, de orden preventivo, de enfermedades o de acción curativa.
La mayoría de los países desarrollados tienen controles estrictos sobre temas medioambientales de los embalajes. Es muy importante conocer las normas que el país de destino tiene sobre este tema para saber que tipo de embalajes y materiales se debería utilizar. A modo de ejemplo, se pueden citar algunas normativas existentes u organismos de aplicación en estos países:
• Unión Europea: la prioridad es reducir las cantidades de embalajes en origen y eliminar los materiales dañinos y sus residuos.
• Estados Unidos: la Federal Trade Comission (FTC) y la Enviromental Protection Agency (EPA) promulgan normas que tienen carácter de ley en este tema.
• Canadá: está enfocado a la reducción en origen de embalajes, la reutilización y el reciclado.
• Japón: tienen métodos de reciclado muy avanzados y fuertes leyes que regulan los temas de medio ambiente.

DETALLES PARA TENER EN CUENTA SOBRE EMBALAJES POR PAÍSES

En general se sugiere evitar utilizar los colores de la bandera o emblemas nacionales del país de destino. En algunos casos esta prohibido por ley.
África: Los dibujos o fotos de gente deben estar usando vestidos occidentales ya que la vestimenta típica sugiere inferioridad y falta de sofisticación.
Alemania: Está prohibido el uso de superlativos.
Arabia Saudita: No usa la forma humana en ningún embalaje.
Asia oriental: Evitar el círculo ya que recuerda a la bandera japonesa.
China: El blanco es el color de luto. Evitar usar figuras vestidas de blanco en las ilustraciones, no son favorables. El rojo es un color benéfico. La combinación de azul y blanco significa dinero.
Costa de Marfil: El rojo oscuro se relaciona con la muerte.
Egipto: El negro se asocia a la maldad. Son bien recibidas las combinaciones de muchos colores.
España: no utilizar dibujos con mujeres en bikini.
Estados Unidos: El verde esta asociado a la confitería. El negro, como en Europa, es el color de la muerte.
Francia, Holanda y Suecia: el color verde se asocia a los cosméticos.
Francia: El rojo es masculino. En el resto del mundo es el azul. Evitar ilustraciones que muestren licores derramándose.
Ghana: El blanco es el color de la alegría. El rojo puede indicar toxicidad.
Holanda: Evitar el uso de los colores nacionales del país (rojo bermellón, blanco y azul cobalto omega replica y naranja).
Hong Kong: No se aceptan empaques blancos. No usar gatos en las ilustraciones.
India: Evitar las vacas como símbolo y los modelos escuálidos en las ilustraciones.
Irlanda: Tener precaución al usar los colores verde y naranja.
Israel: Evitar el amarillo ya que se lo asocia con Alemania.
Malasia: No usar amarillo ya que es de uso exclusivo de la realeza.
Oriente: El amarillo significa abundancia. El amarillo y el rosado juntos aluden a la pornografía.
Países Árabes: Tener cuidado al usar el color verde ya que tiene connotaciones para los musulmanes. Evitar los diseños de cruces.
Países budistas: El amarillo azafrán se relaciona con los sacerdotes.
Países musulmanes: Utilizar el verde con precaución ya que es un color sagrado.
Pakistán: El azafrán y el negro se consideran los colores del infierno.
República Checa: el verde significa tóxico.
Suecia: Evitar empaques con dorado o azul, las combinaciones de blanco y azul y los colores de la bandera (azul y amarillo). A los suecos no les gustan los empaques gigantes y quieren que las marcas sean pronunciables en sueco.
Suiza: el amarillo significa cosméticos y el azul textiles. El óvalo se considera presagio de muerte.
Taiwán: El rojo es un color de buen augurio.
Turquía: un triangulo verde indica “muestra gratis”.
Zambia: Se cree que el rojo atrae los truenos y los relámpagos.

EMBALAJES DE MADERA. NIMF 15

De todos los materiales existentes para los embalajes en comercio exterior, la madera es el más usado por su bajo costo y practicidad. Pero a la vez implica cierto riesgo ya que anteriormente no era sometida a ningún proceso para eliminar las plagas que pudiera contener.
Debido a la gran reutilización y reciclado de este tipo de embalajes, se llegó al punto en que no fue posible rastrear el origen de la madera y por lo tanto, tampoco su estado fitosanitario.
Así surge la necesidad de contar con normas fitosanitarias que reglamenten el uso de los embalajes de madera. Por eso en enero de 2004, entró en vigencia en todo el mundo, la Norma Internacional de Medidas Fitosanitarias N° 15 (NIMF) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que reglamenta el embalaje de madera utilizado en el comercio internacional con el objetivo de reducir los riesgos de introducción de plagas cuarentenarias asociadas a estos materiales.
Los controles deben realizarse tanto a los embalajes como a las mercaderías que sean de madera en bruto (no procesadas), por ejemplo muebles de madera maciza (excepto los productos enchapados, aglomerados o de menos de 6mm de espesor, ya que conllevan un proceso que eliminan las pestes).
Los tratamientos deben realizarse siempre en el país exportador por las empresas autorizadas. Estos no impiden contaminación posterior por lo tanto hay que tomar precauciones para que la madera que ya fue tratada no esté en contacto con otra sin tratamiento, ni a la intemperie o cerca de árboles.
Esta norma exige 2 requisitos: el certificado de origen de la madera y el certificado del tipo de tratamiento realizado para la desinfección.

Se establecen 2 tratamientos posibles:
• Tratamiento térmico en el corazón de la madera a una temperatura de 56°C por 30 minutos como mínimo (HT)
• Fumigación con bromuro de metilo a una temperatura que no puede ser menor a 10°C y por un tiempo de exposición mínimo de 16hs (MB).
Estos procedimientos garantizan la eliminación de las siguientes plagas: Anabilidae, Bostrichidae, Buprestidae, Cerambycidae, Curculionidae, Isóptera, Lyctidae (con excepciones para el HT), Osdemeridae, Scolytidae, Sircidae, Bursaphelenchus
Existen otros tratamientos que están en trámite de aprobación, y que serán considerados una vez que quede demostrado que proveen un nivel apropiado de protección.
Una vez realizado el tratamiento los embalajes se marcan con un símbolo, la abreviatura del tratamiento realizado y un código de dos letras del país según normas ISO. Estas marcas deben ser perfectamente legibles, permanentes y no transferibles, colocadas en 2 caras visibles opuestas del embalaje o la madera de acomodación. Se pueden pirograbar, grabar a fuego o sellar con de tinta indeleble.
En nuestro país, se creo el Registro Nacional CATEM encargado de ordenar el control sanitario de los embalajes de madera utilizados en la exportación y así cumplir con las exigencias de la Norma. El SENASA esta encargado de dar las habilitaciones a los “Centros de Tratamiento a Embalajes de Madera”. El listado completo de los centros de todo el país, puede consultarse en www.senasa.gov.ar/Archivos/File/File922-catem.pdf
Existen cerca de 140 centros nacionales habilitados para realizar los tratamientos y donde también se marcan los embalajes de madera según la norma. Para nuestro país es el código AR mas los 4 dígitos que identifican al centro de tratamiento (0000), seguido del tratamiento aplicado (HT o MB) y el descortezado de la madera (DB) si corresponde.
Los embalajes que no cumplan con el requisito de fumigación, podrán ser destruidos, reembarcados o tratados al llegar a destino, igual que la mercadería contenida por ellos, según lo que consideren conveniente las autoridades de cada país, corriendo a cargo del exportador los costos de cualquiera de estas operaciones.
Adherir a esta norma, no implica que el país de destino no realice otros controles sobre las mercaderías importadas.

Para mayor información sobre esta temática está a su disposición en www.proargentina.gov.ar el curso de capacitación a distancia “Packaging para Exportar”.

Más información:

proargentina@proargentina.gov.ar
(0054-11) 4349-5401/5402 

 

Para ver otras guías de ayuda a Pymes exportadores haga click aqui

 

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 959
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
En el marco de los beneficios de Fomento de inversiones que promueve la ley PyME, ¿conoce acerca de descontar del Impuesto a las Ganancias sus inversiones de del último año?
Sí, lo he aprovechado
Sí, lo estoy tramitando
Sí, pero no pude descontarlo
No, pero preveo realizar el trámite
No, desconocía el beneficio