El segundo gobierno de Macri ya empezó El segundo gobierno de Macri ya empezó 31/07/2018
 Comentá (0)

“Yo quise bajar rápido la inflación y lentamente el déficit. Bueno... eso no anda”. Mauricio Macri ya había ensayado una autocrítica de los 28 meses de su primer gobierno, terminado cuando el mercado decidió que no iba a seguir financiando su gradualismo.  Pero nunca había sido tan claro y sintético como en la entrevista con Mario Pereyra.

La segunda presidencia de Macri ya empezó y es esta: la del ajuste más clásico. La diferencia con otros procesos anteriores es que la política económica es más flexible, que hay un paquete de miles de millones de reaseguro del FMI y que Macri cuenta con un importante respaldo “del mundo”, como dice él, en particular de los países que no quieren otra perla en el collar de los populismos sin ton ni son tipo Venezuela.

Ayer, en la presentación de Macri frente al auditorio de empresarios reunidos por el aniversario de la Fundación Mediterránea, esa sensación era palpable. Antes, esos mismos protagonistas debían creer o reventar: ¿podía hacerse el milagro de ordenar el país sin sacrificios, como prometían el Macri gradualista y sus funcionarios? 

Ayer, la sensación había trocado. El ajuste clásico es conocido. Sus desafíos se saben. Y lo que sobreviene es la incertidumbre: ¿tendrá Macri el poder político necesario para acometerlo? Un eventual sucesor, sea de Cambiemos o de otro partido, ¿continuará el mismo camino?

En la segunda presidencia de Macri, condensada en los 16 meses que durará, cambiarán muchas cosas. Por ejemplo, sus alianzas. Es en ese marco que deben entenderse las declaraciones del gobernador Juan Schiaretti, que ahora dice que el gradualismo era “la crónica de una muerte anunciada”, cuento al que se sumó como cualquiera que estuviera en un poder ejecutivo, para postergar lo inevitable.

La segunda presidencia encontrará a Macri con nuevos contendientes. Que podrían llegar a salir incluso de los escenarios más insospechados. Una gobernadora como María Eugenia Vidal podría encontrar motivos de distancia no sólo porque temas urticantes de la agenda como el del aborto la ponen entre la Iglesia y su mentor, sino porque hay miles de millones de pesos en subsidios que Macri va a necesitar podarles a ella y Horacio Rodríguez Larreta para poder cerrar sus números sin que los gobernadores peronistas terminen de sacarle el banquito.

Cuando todo cambia, cambia todo.

Fuente: Cadena 3

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 790
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
¿Su empresa ha obtenido su Certificado Pyme?

No, pero lo estoy tramitando
No, no me interesa obtenerlo
No, desconozco de que se trata