Cualquier empresa, PyME o grande y de cualquier sector, se beneficia fuertemente con la certificación Cualquier empresa, PyME o grande y de cualquier sector, se beneficia fuertemente con la certificación 30/01/2018
 Comentá (0)

IERALPyME le acerca la entrevista realizada a Raúl Daniel Nieto, Director de Lynch Gestión de Negocios y Consultoría, con más de 30 años de experiencia en el área de Lean Management e implementación de normas ISO e IATF, en Brasil y diversos países de América Latina, asesorando a un importante número de empresas de diversos sectores de actividad económica (más detalles en su perfil de Linkedin). Actualmente también está habilitado como Experto Pyme por el Ministerio de Producción de la Nación.

IERALPyME: ¿Qué ventajas acarrea para las empresas la certificación de normas de calidad?

Raúl Nieto (RN): Por ejemplo, en el caso de la certificación en la Norma ISO 9001:2015, cuyo alcance trata del Sistema de Gestión de la Calidad de cualquier tipo, tamaño y actividad de la organización, le otorga a esta organización variadas  ventajas, a saber: Satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes; Estar conforme con las especificaciones del producto/servicio; Tener la mejor relación costo/beneficio; Proveer productos/servicios adecuados al uso;  Hacer más, mejor y más barato;  Ser el más atractivo del mercado; entre varias que se pueden mencionar.

Es importante comentar que el proceso de certificación está vinculado al Sistema de Gestión y no al producto o servicio que esta pueda ofrecer, este tipo de calidad se denomina intrínseca, como ejemplo podemos citar a los productos de origen alimenticio que tienen sus propios estándares de calidad, pero no necesariamente tendrán un Sistema de Gestión que les permita obtener las ventajas mencionadas.

IERALPyME: ¿Qué otro tipo de normas de calidad se pueden certificar en la actualidad?

RN:También se puede comentar que existen Normas que certifican el Sistema de Gestión Ambiental, ISO 14001:2015 y la más actual, ISO 45001:2018 que se refiere al Sistema de Higiene y Seguridad Laboral que está en proceso de publicación.

IERALPyME: Certificar estas normas, ¿es algo necesario para las empresas? ¿Para qué sectores es más importante?

RN: Si una empresa opta por certificar su Sistema de Gestión, sea de Calidad o Ambiental, estará sin duda transformando a esa organización en más competitiva. Sin embargo, existe una idea en el colectivo del mundo empresarial, que apenas empresas vinculadas a la industria, sea esta cual sea, deben certificar normas para poder proveer a sus potenciales clientes. Esto no es así, y se puede ilustrar con un simple ejemplo de una actividad o negocio, que aparentemente no requeriría esta tipo de certificación.

Hace unos años en Brasil, el dueño de un estudio de Contabilidad consultó si era posible acceder a la certificación ISO 9001, en aquel entonces era la versión 2000, recordando que actualmente estamos en la versión 2015. Se le respondió que si era totalmente factible y así fue realizado, 8 meses después se convirtió en el primer estudio del Brasil a ser certificado. Pero lo más importante fue que, además de conquistar nuevos clientes, principalmente multinacionales que se instalaron en la región de actuación del estudio, fue la disminución del tiempo de entrega de los informes mensuales a cada cliente, que por aquel entonces eran alrededor de 500. Cualquier tipo, tamaño de empresa, independiente de su área de actuación (sea pública o privada) se beneficia con la certificación.

IERALPyME: ¿Las pymes acceden a estas certificaciones?

RN: Toda y cualquier empresa/organización puede acceder a la certificación, es apenas una decisión de su cuerpo directivo. Pero este proceso de certificación debe tener como norte el cambio del modo de gestión de dicha organización, sino puede caer en un vacío, que en vez de mejorar su desempeño, lo empeore. Esta situación se da comúnmente por que quienes llevan a cabo estos procesos de cambio no poseen la claridad necesaria para su implementación.

IERALPyME: ¿Cuáles son los principales obstáculos que enfrentan para hacerlo?

RN: Generalmente se escucha decir a los directivos de las organizaciones a los cuales se les presenta un plan para certificación, “Primero debo organizarme para encarar la certificación de la ISO”, pero justamente el inicio de un proceso de certificación lleva a una mejora de la organización.

Otro obstáculo que la mayoría de las empresas aducen es el aspecto financiero que implica un proceso de certificación, pero esto tampoco es un impedimento, pues existen varias formas de financiar el mismo, tanto para los servicios de consultoría, como del mismo proceso de certificación, para la contratación del organismo de certificación, como las posibles inversiones en infraestructura que derivan de la certificación.

IERALPyME: ¿Cómo están las pymes argentinas en comparación con otros países en la materia?

RN: En Argentina, según datos recientes, tenemos 850.000 Pymes. Hasta 2105, según el IAF, el organismo que informa la cantidad de certificaciones en el mundo, en China había 341.000 empresas certificadas, en Brasil 18.000 y en Colombia 14.000. En Argentina, tenemos alrededor de 8.000 organizaciones certificadas, muchas de las cuales no han actualizado a las últimas versiones de las normas. Se estima que sólo el 15% de las organizaciones ha efectuado la transición de la ISO 9001:2008 a la ISO 9001:2015  hasta el 31 de diciembre de 2017.

No hay datos disponibles de cuantas PYMES hay en Argentina certificadas, pero por los números presentados se puede inferir que la situación de nuestro país es por lo menos preocupante en relación al acceso a estas certificaciones.

IERALPyME: El costo que implica una certificación ¿se justifica afrontarlo para una pyme?

RN: Es complejo decir el valor monetario de un proceso de certificación, pero es siempre interesante comparar con los problemas que una organización enfrenta en el día a día de su gestión, para ello es válido un ejemplo:

Suponga que una fábrica de sándwich de miga vende por día, digamos mil sándwiches y que por ello recibe $10.000. Todos los días de esos 1.000 sándwich, de diversos clientes, le devuelven 100 sándwich por diversas razones y solicitan su dinero de vuelta, al final de cada día de los $10.000, en realidad recibe $9.000. Si lo vemos en un año de ventas, tendremos $365.000 que la empresa dejó de vender por no tener un adecuado Sistema de Gestión de Calidad. Este es el verdadero Costo de Oportunidad de no certificarse, porque si lo hiciera seguramente al cabo de un tiempo, de esos 100 sándwiches devueltos se transformaran en 5 o 10 como máximo. Más allá de  mejorar su Sistema de Gestión es seguro que habrá logrado expandir su mercado de actuación, por tener un producto más confiable.

IERALPyME: La actualización de estas normas, ¿qué implicancias tiene para las firmas?

RN: La primera edición/versión de la Norma ISO 9001, fue en 1987, uno de los criterios del Organismo de Administración de la Norma es la permanente actualización de la misma. La cuestión es simple, ninguna regla se continúa utilizando si no se adapta a su tiempo, por esta razón la Norma ISO 9001 está en su versión 2015. Esto le permite a las empresas que certifican estar actualizadas con las modernas técnicas de gestión, lo que les afianza su permanencia en el mercado de actuación. Las exigencias de los requisitos normativos apuntan en este sentido cada vez que se emite una nueva versión de la norma.

IERALPyME: ¿Qué perspectivas percibes en el acceso a certificaciones por parte de pymes argentinas a futuro?

RN: En Argentina, según mi experiencia en general, se tiene un concepto equivocado del resultado del proceso de certificación. Esta percepción es consecuencia de que el ambiente económico, esto visto desde la óptica del empresario, no hace necesario estar certificado para actuar en el mercado. Tener un Sistema de Gestión certificado es completamente independiente del ambiente económico que enfrenta la empresa, la razón de su menor desempeño puede ser interna y al resolverla sin duda le facilitaría enfrentar el ambiente externo, aun cuando este sea adverso, porque que  su gestión será  más robusta que la de sus competidores.

En el mundo, se puede decir que la demanda es creciente, esto nos lleva a pensar a medida que nuestro país se inserte más en el comercio mundial, habrá si una mayor demanda de certificaciones, en particular en el sector vinculado a las exportaciones. Respecto al ámbito del sector público, varias de sus actividades, como por ejemplo la de la salud, debería encarar también certificaciones, esto permitiría una mejora de la calidad de la prestación de ese tipo de servicios.

IERALPyME: Vistos los beneficios que puede generar la adopción de normas internacionales, ¿cómo se puede estimular una mayor adopción de las mismas en Argentina? 

RN: Una mayor divulgación por parte de los diferentes estamentos del poder público es importante. Por otro lado, si se exigiera a aquellos que son proveedores del estado estén certificados en alguna de las normas vinculadas a sus áreas de actuación, tal como la hace la industria automotriz con su cadena de suministros, también sería un gran avance. Muchos países adoptan este criterio, esto lleva a una mejor y mayor transparencia en el proceso de compras, por la calidad del producto a ser entregado, como también por los precios resultantes. Recordemos que una empresa certificada es auditada al menos una vez al año, en todo su proceso, por un organismo independiente.

IERALPyME: Muchas gracias por su tiempo

 

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 902
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
¿Su empresa ha obtenido su Certificado Pyme?

No, pero lo estoy tramitando
No, no me interesa obtenerlo
No, desconozco de que se trata