¿Cómo quedaron las PyMES con los cambios en Ganancias? ¿Cómo quedaron las PyMES con los cambios en Ganancias? 23/06/2021
 Comentá (0)

Esta semana, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley 27.630 que fija las nuevas escalas del impuesto a las Ganancias para las empresas, a través del Decreto 387/2021 publicado en el Boletín Oficial.

La norma aprobada por el Senado el 2 de junio último establece un nuevo esquema de alícuotas escalonadas, compuestas de tres segmentos en función del nivel de ganancia neta imponible acumulada de cada sociedad.

De acuerdo con el nuevo esquema, por ganancias de hasta $5 millones las empresas pagarán una alícuota del 25%; sobre ganancias de entre $5 millones y $50 millones pagarán el 30%; y finalmente, sobre ganancias superiores a $50 millones pagarán el 35%.

El criterio es escalonado y progresivo, porque si una empresa supera los $50 millones, pagará por los primeros $5 millones el 25%, luego el 30% y por el resto de lo que supere los $50 millones, recién abonará el 35%.

En una entrevista exclusiva con A24.com PyMESGuillermo Pérez, CEO y socio de Grupo GNP, criticó las últimas modificaciones al régimen tributario impulsadas por el Gobierno Nacional, en virtud del daño que van a causar a las PyMES locales.

“Con esta modificación del impuesto a las ganancias, se verán beneficiadas un pequeño espectro de micropymes. Aquellas que ganen hasta 5 millones de pesos anuales. Van a pagar la tasa del 25% en impuesto a las ganancias, y el resto que se paga por dividendo/utilidades, se les aplicará una retención del 7% y no un 13%, como era antes”, explicó Pérez .

El experto en temas tributarios resaltó que “con estas modificaciones, el Estado podría recaudar más de 300 mil millones de pesos; por eso, es mentira que con esto se beneficiará el 95% de las empresas PyMES, tal como dice el Gobierno. Se trata de un beneficio para empresas muy pequeñas”.

“Las empresas que ganen desde 5 millones de pesos hasta 50 millones de pesos, pagarán el 30% (con la ley anterior hubiesen pagado ahora el 25%), y un 7% de la retención sobre dividendos/utilidades. En total la situación es igual que antes”, graficó el directivo.

Según el CEO de Grupo GNP, “pagarán el 35% más el 7% todas aquellas que facturen más de 50 millones de pesos. A estas empresas las modificaciones les pega durísimo”.

En ese sentido, Pérez manifestó que “esto es un nuevo golpe al aparato productivo del país".

"Se necesita que el Estado no asfixie con los impuestos. Porque una empresa que obtiene 50 millones de pesos de ganancias, es una empresa mediana de tramo uno. No deja de ser una PyME”, enfatizó el especialista.

Y subrayó: “Este espectro pagará un 5% más de impuesto. Esto se le suma a 15 0 20 nuevos impuestos o suba de tasas, que esta administración llevo a cabo”.

Siguen asfixiando con la capacidad tributaria y cada vez hay menos capacidad adquisitiva para invertir, crecer y dar empleo”, criticó Pérez.

Por otra parte, César Litvin, CEO del estudio Lisicki, Litvin y Asociados, remarcó que medidas como éstas contribuyen a que Argentina siga anteúltima en el ranking global del Banco Mundial en cuanto a presión tributaria.

"El Estado ha colaborado, con gran esfuerzo fiscal a través de los programas de ATP, REPRO y otros subsidios, pero paradójicamente, en sentido opuesto, ha incrementado la carga fiscal de gravámenes nacionales, provinciales y municipales a la ya exorbitante presión tributaria previamente existente", subrayó el tributarista, sobre lo sucedido a la largo de la pandemia.

En cuanto a los recientes cambios en Ganancias, el experto indicó que "las PyMES tienen un tratamiento beneficioso en cuanto al ingreso del IVA trimestral y una ventaja en referencia al pago a cuenta de impuesto a los débitos y créditos bancarios".

"Las últimas modificaciones al impuesto a las Ganancias puede repercutir positivamente en las micropymes, siempre y cuando su ejercicio anual no supere los 5 millones de pesos de facturación. De esta manera se les aplica una tasa efectiva del 30 por ciento, considerando lo que paga la sociedad o el accionista", detalló.

"Hasta ahora, la tasa efectiva era del 35 por ciento para todas las empresas. Con la nueva regulación, cuando las PyMES tengan una utilidad superior a 5 millones de pesos anuales, la tasa efectiva pasa a ser del 35%, con lo cual no hay variación respecto del régimen actual", aclaró Litvin en una entrevista con A24/PyMES.

Pero detalló: "Ahora, si la PyME viene creciendo en sus utilidades y tiene más de 50 millones de pesos de facturación, ahí va a tener una tasa efectiva, entre lo que paga la sociedad y el accionista, de cerca del 40 por ciento".

"Estos montos en pesos se van a modificar una vez por año y rigen para todo el 2021. Las PyMES más pequeñas son las que van a tener una menor incidencia de la que están teniendo ahora en el impuesto a las Ganancias", planteó el tributarista.

"Con una dinámica inflacionaria muy superior a un digito, las empresas que determinan pérdida por inflación solo pueden deducirla en 6 ejercicios fiscales, sin ninguna cláusula de actualización, con lo cual la base imponible se determina sobre ganancias nominales y no reales, que repercute obviamente en una mayor tasa efectiva por las restricciones a la deducibilidad íntegra de una pérdida, distorsionando la auténtica capacidad contributiva", concluyó.

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 87
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
¿En cuánto tiempo estima que se recuperará la actividad de su empresa respecto al nivel pre-pandemia?
Ya se recuperó
En lo que queda del año 2021
En 2022
En 2023
Más adelante
Nunca