Trabajo en equipo en momentos de crisis: qué estrategias usan las pymes Trabajo en equipo en momentos de crisis: qué estrategias usan las pymes 12/09/2018
 Comentá (0)

Una asociación que vincula a pymes propone reunir a hombres y mujeres de negocios que provienen de diferentes rubros con el fin de generar un modelo de consultoría externa que acompañe la gestión.

Adiras es una asociación civil sin fines de lucro, integrada por empresarios y líderes de pequeñas y medianas compañías que participan activamente en grupos de directorios externos. Dentro de la organización, se encuentran lo que se llaman los Grupos Diras que, tal como lo indica la entidad desde su página web, son una solución para dueños de pymes, dado que les permite contar con un directorio externo que los ayuda a gobernar sus empresas y a crecer. Los Grupos Diras salen de un programa de dirección de pymes que está dentro del IAE. En la actualidad, ya son 150 pymes asociadas y 25 Grupos Diras.

Cómo funcionan

Martín Yechúa, director Ejecutivo de Adiras, explica de qué manera se articula la metodología de trabajo: "Los grupos pueden contar con seis empresas como máximo; hay grupos que arrancan con cuatro empresas. Se acompañan siempre. Esto es una propuesta de largo plazo en la que hay que generar confianza porque el empresario tiene que abrir absolutamente todo de la compañía y trabajar, en forma integral, su modelo de negocio".

A su vez, el especialista establece como criterio que las empresas que participan en un mismo grupo no pueden ser competidoras y lo ideal es que no estén, tampoco, integrando la misma cadena de valor. Esta exigencia se da porque, principalmente, en las reuniones se discute sobre problemáticas de su sector, temáticas financieras de la empresa y, también y cuando la situación lo amerite, cuestiones familiares.

"Son seis empresarios pymes que trabajan con un facilitador, que es un consultor con mucha especialidad y con foco en temáticas que hacen a las pequeñas y medianas empresas. Se trabaja con una propuesta de valor con la que ellos pueden ir trabajando sus desafíos, sus problemáticas de corto y mediano plazo. Tienen, asimismo, un modelo de trabajo en profundidad y con una metodología propia", asegura Yechúa, en el marco de una mesa redonda de la que participaron varios empresarios convocados por Adiras. 

En primera persona

Alberto Battisti, presidente de la empresa Cambre, una productora electrónica y de material eléctrico, sostiene: "Yo estoy desde 2001, soy uno de los fundadores de la firma. A mí me sirvió mucho porque es una empresa que fundó mi abuelo, la dirigió mi padre, y ahora quedamos dos hermanos a cargo de ella. Con lo cual, siempre teníamos lo que se llama pensamiento grupal, vos le hacés una pregunta a tu socio porque sabés lo que te va a contestar. Cuando vos te incorporás a un grupo así, te encontrás con gente que te patea el hormiguero".

"Cuando un grupo arranca, empieza por lo más duro. Tenés que volcar bien un cuadro de resultados, cuánta plata estás ganando, ver cómo estás en la producción, cómo tratás tu excedente de caja. Todas estas son cuestiones que, por lo general, las pymes que llegan no las tienen resueltas", asegura durante su exposición el abogado Alejandro López Tilli.

Su estudio, López Tilli Abogados, está focalizado específicamente en todas las áreas de servicio destinadas a las pymes, aportando su visión comercial del derecho y abordando cuestiones como temas societarios, conflictos en empresas familiares, compliance y concursos y quiebras, entre otros. El letrado es socio de Adiras desde 2011. Y agrega: "Una vez que construís un terreno fértil para empezar a edificar, que lleva uno o dos años, a partir de ahí pasás a los siguientes niveles. Se pasa por los temas más humanos y después, los estratégicos o globales".

Mirada externa

Claudio Pasik, socio de Adiras desde 2005 y director de NextVision Latam, una empresa con 28 años en el mercado que se dedica a la seguridad de la información y ciberseguridad, admite: "Es muy bueno que venga alguien a hacerte las preguntas que vos no te querés hacer. Y hacernos esas preguntas nos hizo tomar decisiones correctas. Hoy no me cuestiono si tengo que seguir en un grupo Diras. Es un compromiso que tengo y tendré mientras el grupo exista. Para todas las decisiones importantes o cambios, el Grupo Diras es fundamental. El hecho de que nos reunamos en el IAE o en otro lugar nos ayuda a pensar de manera más estratégica y no cargamos con los problemas del día a día".

"Armamos un grupo Diras, en 2007 y empezamos a trabajar. Escuchábamos las cosas que no te gustan escuchar. Cuando pasan a cuestionar, eso es importante. En mi caso, no tengo socios pero trabajo con gente que me acompaña hace muchos años y que, cuándo pregunto, básicamente me responde lo que quiero escuchar", describe Javier Viqueira, presidente de la empresa Adox, una pyme que se dedica a desarrollar productos médicos (como máquinas para anestesia y bombas de infusión, entre otros), desarrollo de electrónica y de tecnología, como sistemas de monitoreo, y servicio técnico.

A su vez, el ejecutivo reconoce que no le prestaba atención a la información contable ya que no entendía de costos. "Todo esto lo empecé a entender mejor en el grupo Diras. Me sirvió mucho ver los problemas en el otro y, después, relacionarlos con los propios", confirma Viqueira.

Cómo integrar los grupos Diras

Yechúa explica que para estar en Adiras tenés que ser dueño de la compañía o socio. Puede haber un caso en particular que sea el gerente general de la compañía, que este hace muchos años, que no es socio porque no tiene participación pero que tenga el control total de la compañía. Ahí se evalúa de manera puntual el ingreso. La membresía siempre es individual, no es de la empresa. Otro de los requisitos es que sea una empresa en marcha, con facturación y con mínimo de dos años de antigüedad. Debe estar categorizada como pyme. No hay un límite de edad ni de tipo de facturación. Hay empresas que tienen un nivel de facturación que puede ser de $ 5 millones al año como $ 1000 millones. El modelo funciona para cualquier tipo de pyme. Se van adaptando las problemáticas al momento década empresa.

Adiras tiene un proceso de selección, en el que primero hay una entrevista individual donde se visita a la empresa y se hace un diagnóstico. A partir de ahí, puede entrar a un grupo nuevo o a uno que ya está en funcionamiento y le falta una persona. En este caso, el facilitador evalúa el caso y lo traslada al grupo. "Recién ahí, si considera con nosotros que esa empresa podría estar dentro de ese grupo, lo lleva al grupo y si ellos dan el ok, lo conocen. Ambas partes evalúan si realmente hay posibilidades de que ingrese. La idea es que la empresa pueda funcionar con la dinámica establecida de cada grupo y esto no es algo sencillo", asegura el Director ejecutivo de Adiras.

Principales benecios

Battisti describe al Grupo Diras como un proceso que involucra tres etapas. La estrategia y su asistencia de dirección en las pymes que por lo general esta formada por dos o tres empresarios y el resto son familiares. El aprendizaje sobre otras problemáticas de otros sectores; esto se debe por la diversidad que hay dentro del grupo. Por último, el campo de la psicología. Y explica: "Vos tenés problemas en tu casa y todo eso termina involucrando a tu pyme. Tu grupo pasa a ser tu psicólogo porque vos llevas estos problemas a la mesa. Son tres etapas que abarcan casi todos los procesos que están teniendo las pymes".

Pasik relató una situación personal en la que encontró contención por parte de su grupo. El facilitador lo incentivó a que fuera y le dijo que su presentación debía ser compartir lo que le estaba pasando. "No hablamos de números ni de estrategia, ni de nada. El facilitador además de trabajar con lo empresarial y negocios, trabaja mucho con lo espiritual. Uno cree que sólo se habla de negocios pero trabajar la parte emocional también es muy importante", reconoce el director de NextVision Latam.

"En definitiva, es un enfoque 360. Entrás por todos los ámbitos. Desde lo numérico, cuantitativo y cualitativo, lo afectivo, lo familiar, lo organizacional, lo estratégico y lo táctico", sostiene López Tilli. A su vez, habla de otros requisitos informales que son necesarios para poder formar parte de Adiras y que la experiencia de cada PYME sea lo más enriquecedora posible. Entre esos requisitos se encuentra la humildad, la predisposición y la apertura al cambio. El abogado se pregunta: "¿Vos sabés lo que es venir con un plan armado y que te lo destrocen y te digan no? Si no tenés la capacidad de ganar estabilidad y de visión y de tomar el valor agregado que te está dando el otro, de poco te va a servir el Diras".

El presidente de Adox comentó cómo fue su llegada a Adiras. La empresa empezó a crecer pero cada vez el negocio era peor porque ganaba menos y tenía más conflictos. "Nos faltaba profesionalizarnos. Tuve que cambiar un montón de preconceptos pero nuestros colegas pasaban por lo mismo entonces no te sentías solo.", admite Viqueira. Continúa describiendo que Adox no contaba con un gerente de producción ya que era muy costoso. "Yo no sabía contratar, venía de la parte comercial. El facilitador y el grupo me ayudaron con el proceso de selección. Con el nuevo gerente de producción empezamos a producir cuatro veces más con la misma cantidad de gente", dice orgulloso.

"Contás con cinco personas con las antenas puestas en lo que pasa afuera que puedan impactar en tu negocio. Veo algo que involucra a uno de mis compañeros y se lo paso. Y quizás no estaba ni enterado", asegura Pasik.

"Uno se mueve en el ámbito de confort lo que lo incomoda no lo dice. Pero un grupo comprometido te lo saca a la luz", admite López Tilli. Su estudio de abogados nació en Adiras, a raíz de que su grupo le decía que las propuestas que tenía no entraban dentro de la cultura organizacional del estudio multinacional en el que estaba trabajando. "Me costó sangre, sudor y lágrimas poder darme cuenta y decidir lanzar un estudio nuevo pero es muy lindo ver el proceso", reconoce el abogado.

Viqueira comenta: "El grupo a veces te fuerza hablar de lo que no querés hablar y te lleva a tratar temas que no son tan cómodos. El grupo te hace mejor". Y agrega: "Estoy en la etapa en la que quiero tener algún límite y no me interesa seguir creciendo en todas las cosas. El grupo no me cuestiona eso. Quizás está mal lo que estoy haciendo pero los límites los pone cada uno. Si vos hacés siempre lo mismo, y seguís con el mismo negocio, te vas a quedar sin negocio y vas a destruir todo".

"Lo ideal es que la reunión del grupo esté dentro de la agenda. Si no lo toman como algo que va a aportar valor, no sirve para el empresario y al grupo tampoco le sirve. Buscamos la profesionalización de la empresa y que pueda dar un salto, y ahí trabajar con los indicadores de gestión y demás. Muchos se acercan para tratar de dar ese salto que quizás solos le cuesta más o no saben cómo y de qué manera", explica Yechúa. Cierra el debate asegurando que la ubicación de las reuniones en Parque Austral, Pilar le permite a los empresarios salir de la vorágine del día a día y estar al aire libre mientras se realizan diferentes actividades de formación. 

Fuente: El Cronista

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 40
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
En relación con la cadena de pagos de sus clientes ¿Cuál de las siguientes opciones refleja mejor su situación? (compare la situación actual con la correspondiente a 12 meses atrás)
Se han estirado los plazos de pago
Se han observado cada vez más cheques rechazados
Se ha observado mayor morosidad en la cartera de clientes
No se aprecian cambios en los plazos de pago ni en la morosidad