La mitad de las deudas que financia la AFIP es de las pymes La mitad de las deudas que financia la AFIP es de las pymes 04/01/2018
 Comentá (0)

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) refinanció el año pasado alrededor de $287.000 millones en deudas de todo tipo, la mitad de ese monto de pymes, a una tasa menor que la que deberían abonar a los bancos.

“Somos los únicos que estamos en condiciones de dar facilidades de pago a quienes transitoriamente se atrasan en el pago de impuestos, porque por esa condición no califican para acceder a un crédito”, dijo el director del organismo, Alberto Abad.
La cifra mencionada representa un tercio del total de préstamos del sistema financiero y casi la mitad de ellos fue suscripta por pymes, resaltó Abad.
El funcionario destacó que “el ciudadano sabe que si va a una entidad a pedirle un préstamo le va a cobrar más caro; y le va a pedir diversas garantía. Acá el ‘crédito’ es automático”.
Además de esta facilidad de acceder casi de manera automática, sin “carpetas” para pedir préstamo, la tasa que deben pagar quienes adhieren a los planes de regulación tributaria son sensiblemente inferiores a los de los bancos, según cálculos de la AFIP.
En la actualidad, la tasa máxima que ésta cobra a un contribuyente que adhiere a los planes de facilidades de pago, no supera en tres puntos porcentuales la tasa máxima que el Banco Nación le paga a un ahorrista que realiza un plazo fijo en pesos.

Fuente: Comercio y Justicia

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 951
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
En relación con la cadena de pagos de sus clientes ¿Cuál de las siguientes opciones refleja mejor su situación? (compare la situación actual con la correspondiente a 12 meses atrás)
Se han estirado los plazos de pago
Se han observado cada vez más cheques rechazados
Se ha observado mayor morosidad en la cartera de clientes
No se aprecian cambios en los plazos de pago ni en la morosidad