El reto de emprender sin perder la amistad ni el negocio El reto de emprender sin perder la amistad ni el negocio 13/03/2019
 Comentá (0)

Fundar una firma con un amigo es algo que, en muchos casos, se da naturalmente. Sin embargo, existen claves para que a empresa no fracase en el intento y que el éxito en lo laboral no signifique el fin de un vínculo de años.

Las ideas surgen en un asado, en un bar o a lo largo de muchas horas de estudio compartidas en la universidad, cuando se empieza a mirar al amigo y compañero de todos los días como posible socio con quien empezar un emprendimiento propio. ¿Cómo se conjugan ambos roles? ¿Cómo evitar que los problemas del trabajo se trasladen a la relación personal o viceversa? Los pros y los contras de aventurarse en el mundo de los negocios con alguien tan cercano.

"La amistad es clave en la relación de socias, por la confianza, principalmente", asegura Lucrecia Viano, directora y cofundadora de Sur Comunicación, una consultora que creó hace siete años junto con su amiga y colega Laia Farré, tras insistirle para que se uniera en su camino emprendedor.

Se conocieron y se hicieron amigas mientras trabajaban juntas en relación de dependencia. Con el paso del tiempo, la vida las llevó por distintos caminos pero, al momento de fundar su propio negocio, Viano sabía que quería hacerlo con su amiga. "El trabajo en comunicación se hace mucho mejor cuando es compartido y quería hacerlo con ella porque sabía que trabajaba bien, pero además me divertía", explica. "Compartimos los mismos valores, en torno a la familia, al ayudarnos entre nosotras, algo que venía de nuestra amistad, pero llevado al terreno laboral se multiplica", añade.

Para las fundadoras de Sur, la amistad y la sociedad van entrelazadas en el día a día de la empresa. "Nuestra relación es como un subibaja", grafica Farré. "Cuando una no la está pasando bien por algo en su vida personal, la otra sube, para equilibrar. Si una está desconectada por alguna razón, la otra está para cubrirla", agrega.

Pero, ¿es lo mismo ser amigo que socio? ¿Qué se necesita para pasar a conformar una relación societaria exitosa? Para Catalina García Poitevin, docente de Formación para Emprendedores en el ITBA, "si solo te hacés socio de alguien porque es tu amigo, lo más probable es que fracases". Lo importante, según la especialista, es tener objetivos compartidos y que, más allá de la amistad, cada uno haga su aporte al emprendimiento

"Si empiezo solo, y me doy cuenta de que necesito alguien que me complemente, y lo encuentro en un amigo, la amistad ayuda porque no pierdo tiempo, puedo saber de antemano quién es el otro, si hay compatibilidad, cuáles son los propósitos", explica.

En el mismo sentido, Sergio Postigo, profesor del Centro de Emprendedores de la Universidad de San Andrés, asegura que hacer negocios con amigos no necesariamente es más fácil. "Cuando los amigos se complementan, se hace más interesante. Otras veces no pasa esto y no logran superar el paso de ser amigos a ser socios", señala.

Santiago Bestani y Santiago Racca, amigos desde el secundario y fundadores de Sensus3D, firma que desde Mendoza ofrece simuladores para entrenamientos quirúrgicos e implantes dentales, aprendieron esta lección con los años. Bestani detalla que junto con Juan Ignacio Molteni, el tercer socio fundador y amigo que luego abandonó la empresa, los tres tenían un mismo perfil, técnico, y ninguno era fuerte en los negocios, algo que fue volviéndose cada vez más necesario.

"Nunca nos tocó discutir mucho, íbamos bastante de la mano con la idea de la empresa. Es consecuencia de que teníamos el mismo perfil, era más fácil coincidir. Pero es un arma de doble filo y pagamos el precio. Visto en retrospectiva, discutimos mucho menos de lo que tendríamos que haber discutido", reconoce.

José Abuchaem es director de Marketing de Tienda Nube, plataforma de tiendas en Internet personalizadas surgida de un proyecto creado en la facultad junto a sus amigos y compañeros Santiago Sosa, Martín Palombo, Alejandro Vázquez y Alejandro Alfonso. En su caso, subraya que el proceso de la definición de los roles se fue dando con el paso del tiempo, motivado por las necesidades que surgían.

"Al principio todos hacíamos un poco de todo y durante el primer año, todos nos dedicamos al desarrollo de la plataforma en sí, pero luego hubo que crear un equipo de marketing para vender la plataforma, otro de soporte para atender a los clientes y así fue como fuimos dividiendo los roles. Hoy ya cada uno lidera equipos con personas especializadas en cada tema", detalla Abuchaem.

Para García Poitevin, la complementariedad debe ir más allá de las habilidades e incluir las personalidades y los objetivos de vida de cada uno. "Para que la cosa funcione, los socios tienen que tener propósitos similares. Si te asociás con una amiga y vos emprendés solo para tener un equilibrio entre tu vida personal y laboral, pero tu amiga tiene como objetivo que la empresa crezca al máximo, va a empezar a haber problemas pronto", explica.

Reglas claras

Para prevenir estas situaciones, tanto los especialistas como los empresarios consultados recomiendan tener reglas claras desde los inicios del camino emprendedor con los amigos. "Tiene que existir un acuerdo de accionistas que marque a las claras cómo los socios se van a distribuir las tareas, las responsabilidades, las acciones, y qué espacios va a tener cada uno. Y no mezclar las decisiones que pueden tener más que ver con la amistad que con la gestión del negocio", aconseja Postigo. 

Desde su experiencia como co-fundador y CPO de Tienda Nube, Martín Palombo señala que todo se basa en mantener una buena comunicación y definir, entre todos, las expectativas que cada uno tiene. "Es importante hablar mucho y dejar en claro de entrada hasta dónde cada uno de ustedes está dispuesto a ir, y que estas definiciones se revaliden cada seis meses", recomienda.

En el mismo sentido, Bestani, de Sensus 3D, sostiene que "pensar en todos los escenarios posibles de antemano y aclarar qué se querría hacer en cada uno" es un ejercicio indispensable al inicio del emprendimiento. "Es lo más importante. Parece engorroso, sobre todo el hacerlo tan al comienzo, pero ahorra muchos problemas, lo vale", enfatiza.

Pero, más allá de cualquier regla, los emprendedores coinciden en resaltar el valor de la amistad y de conocer a fondo a la persona que se convierte en socia, en particular a la hora de resolver las diferencias que puedan surgir. "La confianza que tenemos nos permite ser extremadamente francos entre nosotros y eso es la base para la resolución de cualquier problema", asegura Sosa, CEO de Tienda Nube. "La amistad ha posibilitado la resolución de muchísimos problemas difíciles", añade.

"SI SOLO TE HACÉS SOCIO DE ALGUIEN PORQUE ES TU AMIGO, LO MÁS PROBABLE ES QUE FRACASES." (Catalina García, docente en ITBA)

Fuente: El Cronista

 

Comentarios


Comente esta noticia...

Nombre  
Apellido  
Ciudad  
Provincia  
Código Postal  
Actividad a la se dedica  
Email  
Comentario  
Código de Seguridad: 593
 
Ingrese CÓDIGO DE SEGURIDAD

 

Encuesta
¿Cómo considera afectarán a su empresa las últimas medidas estímulos anunciadas por el gobierno nacional? (planes financiamiento AFIP, fin a comisión por depósitos, 10 días para cobro pagos con tarjetas y eliminación de retenciones para pymex)
La beneficiarán significativamente
La beneficiarán levemente
No la beneficiarán ni perjudicarán
La perjudicarán levemente
La perjudicarán significativamente